isys3 400

palabraiSYS es una fundación para desarrollar proyectos sociales de salud digital

¡Síguenos!   facebook twitter instagram You Tube RSS

El artículo científico

scientific journals

Roseta BMLa rosetta biomédica Traduciendo la ciencia Pau Gascon e Imma Grau

El ciclo académico de una investigación biomédica finaliza, cuando los resultados de ésta se publican en una revista especializada, compartiéndolos con el resto de la comunidad científica (1).

Fue en los tiempos del renacimiento cuando se empezó a publicar de forma sistemática los resultados de las investigaciones, por parte de las recién surgidas sociedades científicas, en revistas. La Royal Society en Londres (1662) y de la Académie des Sciences en París (1666) iniciaron la publicación de las revistas científicas Philosophical Transactions y Mémories.

Desde esos tiempos hasta la actualidad la publicación en revistas científicas se ha diversificado y la complejidad, sobre todo para un profano, ha aumentado de forma considerable. Bucear en en el universo de las revistas científicas, sin pertenecer al mundo de la investigación no es sencillo: formatos, prestigio y contenidos obedecen a una serie de premisas que se han ido modelando y ordenando, conforme la investigación se convertía también en algo frecuente y competitivo.

Se han tenido que establecer normas para publicar trabajos, realizar revisiones "por pares" (otro científico cualificado revisa la corrección metodológica y de contenido) y clasificar las revistas por especialidades, tipo de trabajos que presentaban (investigaciones originales, revisiones o comunicaciones, por ejemplo) indexación (creación de index) y prestigio.

Los índex, son organismos que se crearon para almacenar y registrar de manera selectiva documentos organizados sistemáticamente a fin de proporcionar visibilidad a los datos, facilitándose con ellos su búsqueda y recuperación. Para las revistas científicas existen múltiples índex: el ISI (Internacional Science Index) y el SSCI (Social Science Citation Index). En el caso latinoamericano Latindex, SCielo, Clase, Redalyc y muchos más.

Así que el dónde se ha publicado el artículo que nos interesa leer, en qué revista, nos da información de cómo lo percibe la comunidad científica la relevancia del trabajo de investigación.

Otros datos, como situar la investigación sobre la que vamos a leer en la jerarquía de "potencia metodológica" (es más importante un ensayo clínico aleatorizado y bien controlado, que un caso clínico), observar la calidad de la evidencia hallada y grado de recomendación obtenida (clasificada con notas, que van desde la A hasta la I) son conceptos importantes a conocer (2).

Y finalmente, el artículo en si mismo. Aquí el elemento comunicacativo tiende a presentar una forma bastante uniforme. Se trata de la redacción estructurada de unos resultados tras realizar la comprobación/refutación de una hipótesis en un campo del saber (3).

Su estructura se divide en: resumen, introducción, metodología, resultados, discusión y conclusiones.

  • La introducción sitúa al lector en la situación y conocimiento actual sobre el tema a estudio.
  • La metodología describe el cómo se ha realizado la investigación, por ejemplo; diseño del estudio, trabajo de campo, métodos de laboratorio y estadísticos; de forma que si alguien, teóricamente, quiere reproducir ese estudio sea capaz de hacerlo.
  • Los resultados, en forma de tablas o gráficos, describen los hallazgos de la propia investigación. Y por último la discusión y conclusiones, contrastan los resultados obtenidos con el conocimiento actual sobre el tema, abre nuevas hipótesis y líneas de trabajo; y resume los puntos clave aportados al campo de investigación.

 

(1) La Comunicación científica http://www.finlay.sld.cu/publicaciones/normastecnicas/curso.pdf

(2) Niveles de evidencia y grados de recomendaciónhttp://www.svpd.org/mbe/niveles-grados.pdf

(3)Introduction to Journal Style Scientific Writing http://abacus.bates.edu/~ganderso/biology/resources/writing/HTWgeneral.html

Que son los estudios "epidemiológicos"

Ensayo clinico

Roseta BM

 

La rosetta Biomédica Traduciendo la ciencia | Pau Gascon, Imma Grau

 

Deciamos en un artículo anterior, que en ciencias de salud se distinguen dos tipos principales de estudios: los pre-clínicos y los epidemiológicos. En los primeros la unidad de análisis es más pequeña o igual a un único individuo (siendo este individuo un animal); en los segundos la unidad de análisis es la población humana.

En el artículo de hoy trataremos los estudios epidemiológicos. Los estudios epidemiológicos están vinculados al diseño en grupos, es decir, al análisis de la frecuencia, distribución y determinantes de la salud y factores de riesgo en las poblaciones.

Estos estudios epidemiológicos comprenden diferentes opciones: ecológicos, transversales, observacionales (prospectivos o retrospectivos), y experimentales. Con los diferentes diseños se intentan medir la fuerza de la asociación entre un factor de riesgo/beneficio (exposición) y la enfermedad/salud (efecto), teniendo presente el transcurso del tiempo (2).

  • Los estudios ecológicos son estudios poblacionales, donde la unidad de análisis es la población (y no el individuo). No presentan información directa entre la exposición y la enfermedad. Tienen un bajo coste. En ellos se puede producir la “falacia ecológica”, ejemplo: atribuir a un individuo concreto una enfermedad cardiovascular (ECV), en una población con alta prevalencia de ECV. En nuestros días, con el advenimiento de los sistemas de información digital con un volumen de datos masivos en Internet, se ha creado el término "Big Data". Con él se quieren encontrar patrones de comportamiento dentro del mar de datos digitales. En este caso, se trataría de un subtipo de estudio a veces cercano al ecológico con un elevadísimo volumen de información en soporte digital. Su papel en investigación todavía no es concluyente (3).
  • Estudios transversales, estos estudios tienen como característica que se realizan en un momento concreto midiendo tanto exposiciones como efectos a la vez. Por tanto, la fuerza de las asociaciones observadas (exposición-> enfermedad) es débil.
  • Los estudios observacionales retrospectivos, estos análisis se basan en la observación de las exposiciones y los efectos de manera histórica a partir de registros previos. Al ser retrospectivos no se puede controlar la exposición. La fuerza de las asociaciones es superior a los transversales.
  • Los estudios observacionales prospectivos, estos análisis también se basan en la observación de las exposiciones y los efectos pero de forma prospectiva, haciendo un seguimiento de las personas incluidas en el estudio. Tampoco se puede controlar la exposición; y la fuerza de las asociaciones es superior a los transversales.
  • Los estudios experimentales, como los observacionales prospectivos, hacen un seguimiento prospectivo, aunque tienen unas características que los distinguen de los anteriores. Las características que los distinguen son: la aleatorización en dos grupos (control e intervención) y la capacidad de modular la exposición sólo al grupo intervención. Todo ello hace que la medida de la fuerza de la asociación entre exposición y efecto sea la más fiable y robusta. En el grupo control no se da la exposición, y en el de intervención sí. Además, la especificación de los criterios de inclusión y exclusión de sujetos en él definen la población diana estudiada, y por tanto, la validez externa y extrapolabilidad de sus conclusiones.El ejemplo más conocido de estudios experimentales son los ensayos clínicos, en ellos se aleatorizan a los pacientes en dos grupos control e intervención. En el de intervención se administra el medicamento a investigar. Es decir se modula la exposición en el grupo de intervención.

Tipos de ensayos clínicos:

Fase I: se investiga la seguridad del medicamento

Fase II: se investiga la eficacia

Fase III: se compara la eficacia con la del tratamiento estándar actual

Fase IV: se investiga el medicamento una vez comercializado en población amplia.

No querríamos cerrar este capítulo sin dejar de mencionar la epidemiología (epi)genética, que debido al avance en la (epi)genética se irá desarrollando en el futuro. Se trata de un caso particular de estudio epidemiológico donde una de las variables o varias son marcadores (epi)genéticos que sirven para mejorar el análisis de la población en estudio a lo largo del tiempo (4).

Este ha sido el viaje por los diferentes tipos de estudios en biomedicina. En el siguiente “Post” de la sección nos adentraremos en la estructura de un artículo científico.

 

Artículos relacionados:

Ciencia, Evidencia y Consumo

Que son los estudios "pre-clínicos"

Que son los estudios "pre-clínicos"

Estudios pre-clinicos

Roseta BM

 

La rosetta Biomédica Traduciendo la ciencia | Pau Gascon, Imma Grau

 

En ciencias de salud se distinguen dos tipos principales de estudios: los pre-clínicos y los epidemiológicos. En los primeros la unidad de análisis es más pequeña o igual a un único individuo (siendo este individuo un animal); en los segundos la unidad de análisis es la población humana.

Este tipo de estudio sirve para la investigación de los mecanismos biológicos que intervienen en la aparición y desarrollo de enfermedades. Cuando se consigue aislar un mecanismo relacionado con la enfermedad, se abre el camino para puscar un principio activo para frenar el avance se la enfermedad cuya eficaciia se comprobaría, primero en modelos experimentales sobre animales y luego en la fase "clínica" o epidemiologíca

Los estudios pre-clínicos abarcan diferentes posibilidades: bioinformática, bioquímica, biología celular/cultivos de tejidos, y modelos experimentales en animales (1).

  • La bioinformática es la informática aplicada al análisis de datos biológicos: proteínas y genes. Por ejemplo: permite comparar secuencias de genes y analizar estructuras de proteínas.
  • La bioquímica es el estudio de la composición y reacciones químicas de los organismos, actualmente muy desarrollado a nivel de cáncer, genética e inmunología.
  • La biología celular/cultivo de tejidos se ocupa del estudio de la estructura y función celular.
  • Por último los modelos experimentales animales se basan en el uso de estos animales de laboratorio para la investigación de modelos biológicos con el fin de extrapolar los resultados al hombre.

Los estudios pre-clinicos, desarrollados principalmente en laboratorios son una pieza fundamental (junto con la observación poblacional), en el desarrollo de hipótesis de investigación. Acostumbran a estar mas lejos en el tiempo de la traslación de resultados a la práctica médica, pero aportan una información muy valiosa para la comprensión de las enfermedades.

Artículos relacionados:

Ciencia, Evidencia y Consumo


1. Systematic reviews of preclinical animal studies can make significant contributions to health care and more transparent translational medicin

 

Ciencia, Evidencia y Consumo

Molecula protrina2

Roseta BM

 

La rosetta Biomédica Traduciendo la ciencia | Pau Gascon, Imma Grau

 

Dicen que la información es poder, pero ¿y el conocimiento?¿dónde queda? En la ciencia esta pregunta es clave, sobre todo cuando la impulsa la búsqueda de la verdad.

En los medios aparecen constantemente noticias sobre ciencia basadas en estudios de diferente origen y calidad. Ofrecen información, que es especialmente sensible cuando se trata de noticias asociadas a productos que suponen una supuesta mejora del estado de salud.

Aquí la necesidad de transformar información en conocimiento es clave, pues con frecuencia en los estudios, se antepone el interés comercial a un conocimiento mas completo. Descubrir la calidad real de éstos nuevos manás para la salud es la clave para construir hábitos saludables basados en buenos conocimiento.

Por ejemplo en los últimos años han aparecido diferentes estudios sobre las bondades del consumo de chocolate (cacao) y del vino, sobre el ámbito de la prevención de las enfermedades cardiovasculares (1) y (2). Y los primeros hallazgos obtenidos en condiciones muy concretas y de observaciones limitadas, pueden ser utilizados como reclamo indiscriminado, con objetivos de ventas, estos sí, bastante conocidos.

¿Cuál debe ser el criterio para evaluar una publicación como las comentadas? La medicina basada en la evidencia es una de las respuestas. Esto significa que las publicaciones y sus conclusiones se deben basar en estudios con un diseño robusto y un alto nivel de evidencia. Y ¿cómo distinguir entre titulares impactantes la relevancia de lo que hay detrás?

El sentido crítico y un poco de esfuerzo puede ayudarnos a poner “las cosas en su sitio”. Algunas pistas:

  • Buscar el estudio científico vinculado con la noticia. Los estudios científicos, para ser considerados como tales, deben explicar el contexto del hallazgo. No es lo mismo un estudio en laboratorio sobre ratas, que los efectos sobre una población extensa.
  • Cuantos más estudios, de diseño mas robusto, de más diversas fuentes y que incluyan más individuos, mas posibilidades de que se esté cerca del conocimiento. Aquí estaría bien conocer lo que significa “estudio experimental”, “estudio descriptivo”, “grupo control”, etc. como sabemos de que nos hablan, cuando nos etiquetan una obra escénica como drama, de acción comedia, o una de romanos…
  • Y viceversa, a los estudios pequeños, impulsados por agentes interesados, siempre les deberíamos obsequiar con el beneficio de la duda.

Para aportar nuestro granito de arena a los esforzados buscadores del “estado del arte” de la investigación biomédica (habitualmente pacientes, cuidadores o allegados motivados por una necesidad de conocimiento real) , iniciamos una serie de artículos, dónde intentaremos desenmarañar o dar las claves para traducir los artículos científicos que se publican y que son una gran fuente de conocimiento que nos facilita Internet.

1. Resveratrol: Don't Buy the Hype

2. Infographic: What science says about chocolate

Twitter iSYS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que aceptas su uso.